martes, 14 de diciembre de 2010

Peculiaridades de la investigación económica


Las peculiaridades de la investigación en Economía tienen que ver con el realismo de los supuestos, la dificultad de realizar experimentos controlados y el papel que juegan los juicios de valor.
  • El realismo de los supuestos:
Los supuestos que integran las distintas teorías son proposiciones cuya validez se toma como dada, y se introducen porque concretan los modos de conducta de los agentes económicos.

Los supuestos son proposiciones cuya validez se toma como dada y concretan los modos de conducta de los agentes.

Por lo que respecta al consumidor se supone que actúa racionalmente y maximiza la utilidad que le proporciona el consumo de los bienes. Respecto a la empresa suponemos que maximiza los beneficios, es decir, la diferencia entre los ingresos por ventas y los costes de producción.


La introducción de supuestos como los señalados suele ser motivo de crítica debido a su falta de realismo.
Sin embargo, las teorías no deben evaluarse por el mayor o menos realismo de los supuestos empleados, sino por la validez de las predicciones de ellas derivadas. Desde esta óptica una teoría será válida siempre y cuando lo sean las consecuencias o predicciones formuladas a partir de ella.
  • La dificultad de realizar experimentos controlados: la condición ceteris paribus.
Para paliar la dificultad de realizar experimentos controlados es frecuente introducir en los modelos económicos la condición "ceteris paribus" y de esta forma poder indentificar relaciones causa-efecto. Esta condición consiste en suponer que si, por ejemplo, estamos estudiando la incidencia del precio de los automóviles en la cantidad demandada de estos, las demás variables que inciden en la demanda de automóviles excepto el precio permanecen constantes.
Solo de esta forma podemos analizar el efecto de un cambio en el precio de los automóviles "ceteris paribus", en la cantidad demandada de automóviles.

Ceteris paribus es una locución latina que significa "las otras cosas permanecen constantes"

En cualquier caso, la imposibilidad de realizar experimentos controlados no es un problema exclusivo de la Economía. Tampoco en Astronomía se pueden efectuar experimentos, y ello no ha impedido su desarrollo como ciencia. El cambio continuo de las variables económicas tampoco es un problema sin solución, ya que con técnicas de análisis apropiadas a la complejidad de los fenómenos dicho problema se puede superar.

  • Los juicios de valor
En Economía se plantea también el problema de los juicios de valor. Los economistas son miembros de una sociedad que tiene unos valores ideológicos que los individuos aprenden y absorven, muchas veces de forma inconsciente. Estos juicios de valor influencian las cuestiones que el científico estudia, el tipo de preguntas que se hace, los conceptos que emplea y las hipótesis que formula, y pueden restar objetividad al análisis de los fenómenos económicos.

La incorporación de juicios de valor tampoco es exclusiva de la Economía y de hecho se acepta de forma generalizada que toda investigación científica implica elementos subjetivos importantes. El ideal de una explicación de los hechos puramente objetivos, libre de juicios de valor y de elementos subjetivos, ha sido abandonado. Además, cualesquiera que sean los factores inspiradores de una hipótesis, su proceso de manipulación puede acabar de depurarla de los elementos ideológicos.

Por otro lado, la Economía tiene un problema metodológico adicional debido a que su objeto de estudio, los individuos, aprenden de los fenómenos económicos, cambian su conduzta y sus hábitos de comportamiento a medida que avanza el conocimiento económico de los fenómenos con la finalidad de sacarle provecho.