jueves, 4 de noviembre de 2010

La frontera de posibilidades de la producción


Uno de los modelos económicos más simples, es la frontera de las posibilidades de la producción (FPP). Este modelo muestra que la cantidad de bienes que una economía puede producir cuando se ve limitada por la disponibilidad de recursos y por la tecnología.

FPP y economia

Aunque en una economía se producen miles de bienes y servicios, en el modelo de la frontera de posibilidades de producción suponemos que solo se producen dos bienes. En concreto supongamos, que los dos bienes que se producen son ordenadores personales y teléfonos móviles. Asimismo, supongamos que en la fabricación de los ordenadores y los teléfonos móviles se utilizan todos los factores productivos de la economía. Bajo esta serie de supuestos simplificadores la frontera de posibilidades de producción representa cómo la economía ideal que estamos considerando puede transformar los recursos productivos disponibles, dada la tecnología, existente en los dos productos disponibles, existente en los dos productos que hemos considerado. La representación gráfica de este conjunto de bienes y servicios se conoce como curva de transformación o frontera de las posibilidades de producción (FPP).


- La frontera de posibilidades de producción (FPP) y las alternativas de elección


La frontera de posibilidades de producción ilustra las alternativas de elección que se le plantean a la economía. En el caso que estamos considerando las alternativas se plantean entre los dos únicos bienes que hemos supuesto que se producen en nuestra economía ideal. Por ello, si a partir de una situación dada se decide producir más ordenadores personales, y se orientan los esfuerzos en esa dirección, se tendrá que estar dispuesto a producir menos teléfonos móviles. En otras palabras para poder cubrir mejor las necesidades de ordenadores personales habrá que estar dispuestos a sacrificar una cierta cantidad de teléfonos móviles, ya que se ha supuesto que solo se producen dos bienes. Por tanto, aumentar la producción de ordenadores personales tiene un coste para la sociedad en términos de los teléfonos móviles que se han dejado de producir.