miércoles, 9 de marzo de 2011

Rasgos definitorios del Estado Constitucional


El Estado Constitucional tiene separados los poderes del estado y está sometido al ordenamiento jurídico. Además reconoce los derechos de los ciudadanos. Este estado constitucional pasó por distintas etapas. Hubo una etapa de estado liberal de derecho, una etapa de estado democrático y una etapa de estado social. Estas tres etapas no se dan de manera pura, además se producen circunstancias peculiares en cada país. Estas tres etapas suponen un proceso evolutivo, un proceso dinámico con respecto a la etapa anterior de forma que en la etapa posterior se dan también las anteriores.

Las claves para poder afirmar que estamos en un modelo de Estado u otro: en primer lugar, la tipología de derechos reconocidos. Así, el reconocimiento de nuevos derechos supone una modificación del modelo de Estado. Los derechos de libertad son los característicos del Estado Liberal, los derechos políticos son los característicos del Estado Democrático y los derechos económicos y sociales son los característicos del Estado Social. Mediante la tipología de Derechos sabemos si estamos ante un modelo de Estado u otro. Otra clave para saber en qué etapa del Estado estamos es la modificación del papel del Estado. El paso de un Estado abstencionista a un estado que promociona los Derechos. En tercer lugar, la legitimación del poder y la mayor universalización del sufragio. A partir de los Derechos reconocidos, de los poderes públicos y del sufragio puedo saber en qué tipo de Estado nos encontramos. La evolución que se produce en el modelo de Estado es consecuencia y es el resultado de cambios en los modelos económicos, por ejemplo, del paso de un modelo económico burgúes o liberal a la intervención del Estado en la economía. De la evolución de los modelos sociales. Del paso de una preeminencia de la Burguesía a la aparición de los movimientos obreros y también de unos cambios en los planteamientos ideológicos.