sábado, 25 de marzo de 2017

Cadena perpetua: argumento y crítica | Películas jurídicas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vamos a analizar en esta entrada la película Cadena perpetua. Veremos primeramente su ficha técnica, a modo de introducción; un comentario crítico, seguidamente, desde la óptica del Derecho Penitenciario español; y finalmente una sinopsis o argumento de la película (que, avisamos, contiene spoilers).

Pelicula Cadena perpetua

- Ficha técnica de la película


+ Año: 1994.

+ País: EE.UU.

+ Director: Frank Darabont.

+ Guión: Frank Darabont, basado en un relato de Stephen King.

+ Reparto: Tim Robbins, Morgan Freeman, Bob Gunton, James Whitmore, Gil Bellows, William Sadler, Mark Rolston, Clancy Brown.

+ Productora: Columbia Pictures / Castle Rock Entertainment.

+ Premios: 1994: 7 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, actor (Morgan Freeman); 2 nominaciones al Globo de Oro: Mejor actor drama (Freeman), guión.

Cadena perpetua. Tim Robbins, Morgan Freeman.

- Crítica de Cadena perpetua en el marco del Derecho Penitenciario español


“Cadena perpetua” es un clásico del cine en general y del cine carcelario en particular, y en sus algo más de dos horas de duración podemos encontrar diferentes situaciones interesantes en relación al Derecho Penitenciario.

Primeramente, y en relación a la generalizada existencia de penas privativas de libertad en el mundo –más en éste caso, en el que nuestro protagonista es condenado a varias cadenas perpetuas– podemos hacer una reflexión de prioridades. A saber: ¿qué debe ser más importante en nuestro sistema penal, la condena del culpable, o la indemnidad del inocente? Un sistema menos garantista, a priori, dará lugar a un porcentaje mayor de condenas de aquellos sujetos que hubiesen cometido hechos delictivos, aunque a costa de la entrada en prisión, con todo lo que conlleva, también de inocentes; un sistema muy garantista, por otro lado, supondrá reducir a la mínima expresión la presencia de sujetos de facto inocentes, aunque a costa de una mayor presencia en la sociedad de sujetos que, aún habiendo cometido hechos delictivos, no han sido penados por ello. Bien, en mí opinión debe primar la libertad del inocente sobre el deseo de penar, aún con ánimo de reinserción, al culpable de cometer hechos delictivos.

En relación a la revisión de la pena de la prisión permanente revisable, vemos que en la pena de cadena perpetua norteamericana también aparece (desconozco si, en EE.UU., existe únicamente la modalidad revisable de la pena de cadena perpetua, o si, en otros casos, puede no ser revisable, aunque en el caso de los protagonistas de la película la pena es objeto de revisión periódica). Se hace patente en la película la incertidumbre de los presidiarios en relación a estas revisiones, que se alargan en el tiempo, o incluso la directa falta de esperanza de los mismos acerca de su éxito en las mismas. Una reflexión a este respecto nos hace plantearnos si esta incertidumbre, con lo que conlleva en el día a día del que cumple condena, no hace más inhumana si cabe este pena –parece que sí–, y si, en ponderación junto a otros bienes jurídicos a proteger en nuestra sociedad, hace decantar la balanza a favor de su no implementación, o no. Es un debate complicado.

También podemos hablar un poco de la reinserción, en relación a la pena de prisión permanente revisable y del problema, en relación a esto último, de lo que en la película se denomina “institucionalización” del preso que cumple esta pena (cadena perpetua, en el caso de la película). Quiero pensar que en nuestro sistema penitenciario el procedimiento de apreciación, o no, de la posibilidad del preso de abandonar la prisión para reinsertarse en la sociedad (en supuestos de pena de prisión permanente revisable), será más garantista que el que podemos apreciar en la película (unas preguntas por un tribunal en el momento de la revisión y poco más), contando con facultativos y los profesionales necesarios para ello. La “institucionalización”, por otro lado, supone la situación del preso que, tras haber vivido tantos años en un centro penitenciario, se “institucionaliza”, y ya no es capaz de vivir en el mundo exterior, quizás por el miedo a la estigmatización de la sociedad [hasta, el punto, extremo, de no querer abandonar la prisión (puntual, en el caso de la película, ya que la mayoría lógicamente quiere abandonar la prisión y recuperar su libertad)].

Y para finalizar hablaré un poco de los trabajos en prisión, que también aparecen en esta película. El trabajo es un factor esencial, en mí opinión, a la hora de evitar la deshumanización de los presos, tanto por el hecho de trabajar como harían en su día a día de no estar en prisión (aunque dicho trabajo tienda a desempeñarse en el centro penitenciario), como por el hecho de poder resultar una ayuda para soportar mejor las largas horas muertas en prisión. Y, aunque pueda parecer obvio –o no, igual hay debate al respecto–, el trabajo para serlo tiene que ser per se remunerado, también en el caso de los presos (el hecho de tener con ello capacidad de ahorro también puede ser un incentivo para los mismos una vez se reinserten en la sociedad).

Trabajo carcelario y Cadena Perpetua
Una de las escenas de "Cadena perpetua", en la que los presos se relajan y descansan tras una jornada de trabajo.


- Sinopsis / argumento de Cadena perpetua (spoiler)


En este drama el protagonista es Andy, un exitoso economista.

La historia comienza tras ser Andy enjuiciado. Se presentan pruebas en su contra y una acusación de asesinato. Tras pedirle la esposa de Andy el divorcio y negarse éste su esposa se escapa con su amante; Andy, furioso, los mata a ambos a balazos. Andy sostiene que es inocente pero las circunstancias no se presentan a favor y las pruebas, que parecen concluyentes, hacen que se le condene a dos cadenas perpetuas, una por cada una de las muertes.

Es conducido junto a un grupo de futuros convictos a un penitenciario. Su primer día se les hace muy duro, la disciplina es muy estricta y uno de ellos, que no el protagonista, muere tras recibir una paliza del capitán de guardia. ¿El motivo de la paliza? Lloriquear y defender a gritos su inocencia.

Andy es una persona reservada y agradable, que cae bien por lo general a la gente. Aún así,un grupo de "homosexuales a la fuerza", como escuchamos en el film, muy violentos, se ensañan periodicamente con él. Sus primeros años en prisión se le hacen realmente muy duros y penosos.

Pasan los años y estando reparando el tejado del penitenciario Andy consigue convencer al capitán de la guardia para que le deje hacerle el papeleo legal. Se gana unas cervezas para todos sus amigos y por unos instantes se sienten los reyes del mundo.

Andy se distrae aprovechando su afición a los minerales, y gracias a su mejor amigo consigue un martillo para gemas procedente del exterior.

Sus “amiguitos” seguían abusando de Andy, y en una ocasión estuvo a punto de morir de la paliza, se llevo un mes en enfermería. El capitán se enteró y se ensaño con el cabecilla. Tal fue la paliza que este no volvió a caminar. Esto nos hace recordar la justicia privada, como en tiempos remotos.

La educación de Andy, que antes había trabajado en un banco en un alto cargo, la aprovecha para poner de su parte a los encargados y en especial al alcaide del penitenciario. Aprovecha también para  empezar a enviar cartas al Senado pidiendo fondos para mejorar la biblioteca actual, destartalada y polvorienta.

Con el tiempo Andy empieza a ser el asesor de todo el personal y bueno, hace lo que más le gustaba antes, se siente como en su casa.

Tras seis años de mandar cartas todas las semanas Andy recibe respuesta, le conceden 200$ para su biblioteca. Además se incluyen unos libros antiguos y unos discos de vinilo. Aún sabiendo que le iban a castigar con dureza Andy se encierra en la habitación del megáfono del penitenciario y pone en el tocadiscos un disco italiano; por unos minutos hizo sentirse libre a todos en el penitenciario.

Andy aprovecha el poder de persuasión del tiempo y empieza a mandar dos cartas semanales al Senado, consigue importantes sumas para mejorar su biblioteca, que llega a ser la mejor biblioteca penitenciaria.

“En el exterior era un hombre del todo honrado, y aquí en la cárcel me he convertido en un ladrón.”

Esto comentaba Andy tras ser preguntado por sus actividades con el alcaide, al que llevaba las cuentas y blanqueba sus ingresos.

Con el tiempo Andy descubre al asesino de su esposa y el amante gracias a otro convicto, pero el alcaide no quiere para nada que éste salga de prisión y le complica lo más posible el tema. Llega al extremo de ordenar el asesinato del presidiario que le había hablado sobre el tema.

Finalmente un buen día Andy consigue huir haciendo un agujero en su celda, cuya finalización le había llevado veinte largos años y arrastrándose por una tuberia de desechos alcanza su libertad.

Años más tarde su mejor amigo consigue que le den la condicional y tras seguir una pista que Andy le había dejado se reúne con él.

- Trailer de la película


Para finalizar os dejo el trailer de la misma, por si os anima a ver esta magnífica película.



----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.

----------

Si os interesan las películas jurídicas, tenéis que ver también Matar a un ruiseñor.