sábado, 6 de enero de 2018

La dirección de la Administración y su vinculación con la dirección política y la defensa del Estado | Derecho Constitucional



Es función del Gobierno la dirección de la Administración Civil y de la Administración Militar. Al igual que la dirección de la política interior y exterior tiene una dimensión normativa y se manifiesta a través de la aprobación de proyectos de ley o el impulso de los Tratados Internacionales, la dirección de la política interior y exterior también implica la dirección de la Administración Pública.

Vicepresidente del Gobierno y Administracion Publica

Por tanto, la función del Gobierno de la dirección de la política interior y exterior tiene una dimensión institucional que es la dirección de la Administración Pública. Así, el Gobierno no puede llevar a cabo la dirección política si no dirige la Administración Pública.

De esta forma, la dirección de la política interior requiere la dirección de la Administración civil. La dirección de la política exterior requiere la dirección de la Administración exterior y, por tanto, de las representaciones y legaciones diplomáticas de España y la defensa del Estado requiere la dirección de la administración militar.

El concepto de dirección de la Administración Pública requiere la coordinación de los distintos poderes públicos para alcanzar objetivos comunes, evitando que las distintas unidades administrativas persigan fines opuestos o contradictorios, fijando las prioridades del trabajo administrativo. Para ello es imprescindible que existan instrumentos de coordinación del trabajo administrativo de los distintos ministerios. En esta labor de coordinación cumple una labor esencial el Presidente del Gobierno que, en virtud del art. 98.2 de la Constitución, dirige la acción del Gobierno y coordina las funciones de los miembros del mismo. Igualmente, el Vicepresidente del Gobierno tiene un importante papel de coordinación, como establece la Ley del Gobierno, y que se materializa cuando la Vicepresidenta del Gobierno preside la Comisión General de Secretarios de Estado y de Subsecretarios.

También es necesario que existan mecanismos de colaboración interministerial. Para ello cumplen una función esencial las comisiones delegadas del Consejo de Ministros.

La dirección de la Administración Pública es esencial para el Gobierno porque sin esta dirección el Gobierno no puede desarrollar la dirección política. La Administración Pública dispone de la información necesaria para que el Gobierno pueda tomar las decisiones y fijar los objetivos de las políticas públicas.

Al mismo tiempo, la administración pública aporta al Gobierno los medios materiales y humanos para que se haga efectiva la dirección política.

Es necesario analizar cómo se materializa la dirección de la administración pública por parte del Gobierno. Esta dirección de la administración pública se hace a través de los ministros, que son al mismo tiempo miembros del Gobierno y miembros del Consejo de Ministros pero que también son titulares de un departamento ministerial. Los Ministros son órganos superiores de la administración pública. Esta materia se encuentra regulada por la Ley 6/1997 de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, más conocida como la LOFAGE. Esta ley describe que en la parte alta de un departamento ministerial existe una parte política que está situada en la parte más elevada del departamento ministerial. Dentro de esa parte política estarían los secretarios de Estado y los secretarios generales del Ministerio, que son nombramientos políticos sin ningún requisito administrativo previo.

Dentro de esta parte alta del Ministerio estarían también los subsecretarios, los secretarios generales técnicos y los directores generales, que son un nombramiento político para el cual se exige la condición de funcionario. Finalmente, dentro de esta parte alta de un departamento ministerial estarían los gabinetes: el gabinete del Ministro y el gabinete del Secretario de Estado, que son nombramientos políticos que no requieren ningún requisito administrativo previo.

Los miembros de los gabinetes, durante su presencia en estos, tienen la condición de funcionarios eventuales.

Existe otra parte del Ministerio que es la parte funcionarial, que es la parte administrativa y, por tanto, no política. Dentro de esta parte funcionarial del ministerio estarían los subdirectores generales y los jefes de área. Estos subdirectores o jefes de área son nombramientos administrativos y no políticos pero que se rigen por un sistema de libre designación.

Finalmente están el resto de los puestos de funcionarios donde estarían los consejeros técnicos o jefes de servicio que son nombramientos administrativos por concurso de mérito.

Dentro del Ministerio existe una estructura piramidal, estando el Ministro en el vértice superior. La dirección de la Administración Pública se lleva a cabo a través de la aplicación del principio de jerarquía administrativa, que permite a los órganos superiores de la administración pública, dictar órdenes e instrucciones a los órganos inferiores. Además, el Ministerio tiene la capacidad de emitir directrices administrativas a otros entes públicos con personalidad jurídica propia que están sometidos a una relación de tutela administrativa por parte del departamento ministerial.

Este modelo de dirección de la Administración Pública también se aplica a las Comunidades Autónomas. En la parte alta de la administración de una Comunidad Autónoma están los consejeros, los viceconsejeros, los secretarios generales y el resto de los órganos que ya hemos indicado.

----------

- El Gobierno


+ Composición y estructura del Gobierno

+ El estatuto de los miembros del Gobierno

+ Investidura del Presidente del Gobierno y formación y cese del Gobierno

+ Las funciones del Gobierno: regulación y clasificación

+ La función de dirección política del Gobierno y su novedad dentro de la división de poderes

+ La dirección de la política interior

+ La dirección de la política exterior

+ La defensa del Estado

+ La función ejecutiva del Gobierno y la potestad reglamentaria